En el ámbito musical Néstor Álamo tuvo éxito inmediato gracias a composiciones de raíz popular que atrajeron el gusto de los canarios y foráneos desde los años 40 hasta nuestros días, donde sigue siendo el autor isleño más versionado. Suyos son títulos tan emblemáticos del cancionero canario como Sombra del Nublo, Yo quiero a un cambullonero o ¡Ay, Teror!.

Actualmente figuran registradas en la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE),  43 canciones de  Néstor Álamo: El Jacaranda, Santo Domingo, La Peregrina, Sombra del Nublo, El cantar de la monja difunta, Petenera, Isla mía, Rubio y alto, Adiós Canaria querida, El zagalejo, Tamadaba, Ay Teror qué lindo eres, La alpispa, P’al Pino, Caminito de Teror, La sajorina, Andrés repásate el motor, El cambullonero, Mariquilla La Perrera, Tápate Pepa, La balada de Sabanda, Telarito, Tontón quítate de en medio, Bendito Cristo de Telde, Hay un rubio majorero, Casar, casar eso dicen, Folías lleva mi tierra, La molinera, Isa de la primavera, Mis bueyes, Cuatro majoreros, Cabra loca, La fiesta madre, Maspalomas y tú, El cuervo, La noche de Arguineguín, La perla, Qué quieres que te merque, Anda y duerme, Seña Francisca y el lego, Tata Mayarí, La balada de las viejas putas de La Habana y Tiempo de Gran Canaria.


¡Ay, Teror, qué lindo eres!




Sombra del Nublo


Adiós, Canaria Querida: Partitura


Discografía